Entrevista: Javier Navarrete, fotógrafo

Por  |  0 Comments

JavierNavarrete_lysmalermagazine

Fotógrafo y director de Arte, podemos ver en sus trabajos una elaborada y deliciosa creación personal que contempla desde el fashion&beauty, a la música, pasando por el vídeo… todo un ejemplo de mente creativa en estado puro. En el número 5 de Lysmåler magazine entrevistamos a Javier L. Navarrete.

www.javierlnavarrete.com

 

Lo primero que nos gustaría saber es ¿cuándo descubriste tu vocación de registrar la luz y la imagen?
Mi padre siempre se había encargado de hacer las fotografías familiares con una Minolta de película desde que yo era pequeño. Entiendo que, de alguna manera, me llamó la atención aquel “aparato”. Aunque, más allá de algunas fotos de recuerdo puntual que yo realicé sin pensar demasiado en ello, no fue hasta el año 2007 cuando adquirí con la ayuda de mis padres mi primera cámara, una Nikon D80. Un buen amigo, Óscar Carballal, me habló de estas cámaras, y sinceramente, sentí un flechazo-obsesión hasta que pude hacerme con una. Cuando empecé a disparar, comprobé que durante el resto de mi vida ya había estado tomando fotografías con mi mente. Y eso me enamoró. El resto, como suele decirse, es historia.

¿Recuerdas cuáles fueron tus primeras fotos?
Recuerdo con mucho cariño mi primera foto “personal”. La realicé en torno al año 90-91, no recuerdo muy bien. Con una cámara de película automática, a un barco que transportaba coches y navegaba en el mar, y en el exterior llevaba los logos bien grandes de diferentes fabricantes. Mi madre me dijo “Mira Javi qué chulo ese barco, ¡hazle una foto con esto!”. Y apunté y disparé desde el muelle en el que estábamos dando un paseo turístico. Aún la tengo en mi habitación, perfectamente encuadrada y nivelada, ¡con 5-6 años de edad! Le tengo un aprecio muy especial a esa fotografía.

Javier navarrete para lysmalermagazine

Vemos que tocas muchísimas disciplinas en tu trabajo, moda, video, belleza, proyectos personales… ¿cuáles son en las que te encuentras más cómodo?
Me encuentro cómodo en cualquier disciplina en la que pueda dejar fluir mi energía desde detrás de la cámara hacia delante de la misma, y que vuelva hacia mi con nuevos matices y se realimente. Cuando ese proceso se produce con absoluta sinceridad, transparencia y confianza aparece auténtica magia. ¡Y mariposas en el estómago también! Adoro esta sensación, me llena de plenitud por unos instantes y siento que estoy conectando con algo que trasciende el tiempo y el espacio.

Nos ha llamado bastante la atención tus trabajos de autor. ¿Cómo eliges los proyectos?
Mis trabajos más personales siempre me eligen ellos a mi. Nunca parto de ninguna idea ni planificación. Dejo fluir mis emociones y sentimientos, preocupaciones, experiencias pasadas, dolor y sufrimiento, felicidad y sonrisas. Y los articulo a través de una técnica y un pensamiento racional. Es como un equilibrio, una balanza. ¡Quizás tenga relación que mi signo del zodíaco es Libra!

Tienes un uso muy personal de la luz, en cierta forma cierto aire cinematográfico, oscuro, bastante luz natural, ¿qué te atrae de este tipo de iluminación y cómo la encajas en tus ideas?
El uso de la luz y espacios naturales parte de una situación emocional muy específica, que me ha llevado a liberar pensamientos, simplificar conceptos, y dejar de querer tener todo rígidamente bajo control. He sido en el pasado una persona demasiado perfeccionista. Para mi este enfoque es la mejor manera que he hallado de sentirme más libre y más vivo que nunca. Por otro lado, la luz no puede existir sin la oscuridad y viceversa. Parece una frase de perogrullo, pero si vas más allá de la superficie, te acabarás encontrando contigo mismo. Con una lágrima y una sonrisa. Y eso es algo muy constructivo y positivo.

Javier navarrete para lysmalermagazine
¿Cuáles son tus fuentes de inspiración? Que fotógrafos son los que más admiras?
Admiro el trabajo de Francesca Woodman, Paolo Roversi y Guy Bourdin, por poner algunos ejemplos. Mi último descubrimiento fascinante ha sido el trabajo editado de Bill Henson “Lux et Nox”. A nivel de inspiración en proyectos personales jamás me he fijado en ninguna obra conscientemente. Todo en la vida me influye, vivencias pasadas y percepciones presentes, el entorno cotidiano y conocer a muchas personas diferentes con pensamientos únicos.

¿Cómo preparas una sesión? De donde recoges las ideas, la inspiración.. y qué parte dejas a la improvisación?
Diferencio entre una sesión comercial o un proyecto personal. En la personal, como he comentado anteriormente, dejo fluir prácticamente todo. En una comercial tienes que desarrollar una planificación para que en el día de la sesión puedas cumplir al 100% con los deseos, exigencias y expectativas del cliente. Aquí las ideas suelen desarrollarse conjuntamente entre varios miembros del equipo. Quiero aprovechar aquí para agradecer a todas las personas profesionales con quien he desarrollado proyectos y sesiones en el pasado, y en especial, a la maquilladora y peluquera Karolina Shumilas.

¿Cómo ves que ha evolucionado tu trabajo desde la perspectiva del tiempo?
Creo que todo ha ido cobrando cierto sentido, cierta lógica, cierta conexión. Como comentaba Steve Jobs hace años, siento que se han ido “conectando los puntos”. Siento que la fotografía me ha hecho madurar muchísimo a nivel personal y emocional. Y siento que es un viaje que no acaba más que comenzar. Las perspectivas para el futuro me llenan de ilusión en este sentido.

¿Cómo afrontas tus nuevas propuestas y defiendes tu idea de la fotografía?
Mi idea de futuro es fusionarlas al completo, y en eso me encuentro trabajando ya en la actualidad. Y me apasiona y llena de vitalidad. También durante el inviernoprimavera de 2016 quiero volver a Finlandia y desarrollar algunos proyectos personales allí.
Para mi la fotografía es energía, melancolía y anhelo. Es un mundo que existió y ya no existe porque ha cambiado en un instante, una especie de imaginario en el recuerdo individual. Es una colección de momentos de vida y de personas únicas. Es una extensión de mis emociones, mis inquietudes y de mis deseos.

Javier navarrete para lysmalermagazine

 

Entrevista: Santiago Alguacil
Fotos: Javier L. Navarrete

Puedes ver la entrevista completa y sus maravillosas fotografías en el número 5 de Lysmåler magazine aquí

Dinos qué te ha parecido

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *